En proceso (I)

Yo sólo quiero que la presión del pecho se vaya. Y el mal humor. Y el pasarlo mal gratuitamente. Y el dolor de los “te quiero” entre conquista y conquista.

No os equivoquéis, no quiero que deje de decirme que me quiere. Yo no voy a dejar de hacerlo, porque sé que va a ser así siempre, de alguna manera u otra. Pero también tengo ganas de alejarme, aunque todos mis intentos se quedan en nada. Al final tendré que decidir: aceptar que cada uno tiene que seguir con su camino, que es como debe ser y seguir queriéndole incondicionalmente o bien luchar por algo que no tiene sentido. La primera opción duele demasiado; la segunda es una locura: no se puede, no se debe, no sé si quiero.

Lo lógico en esta situación sería que le odiara -realmente, sin quererle ni una pizca- y todo sería más fácil. Pero sé que la persona que conocí está ahí, en alguna parte, y no puedo evitar pensar que si le odio, se perderá para siempre. Y le quiero demasiado como para eso. Suena presuntuoso pensar que de alguna manera me necesita, cuando sé que  verdaderamente no, pero un poco de orgullo no mata a nadie y me gusta saber que puedo ser el hogar donde pueda hacer un reset, si lo necesita.

Así que esto me deja sin muchas opciones: querer u odiar, sin querer querer y sin querer odiar.

Pero tampoco puedo quedarme a la deriva.

tumblr_mnvpku08YJ1rkfqfwo1_400.jpg

Eris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s