Decisiones

He desaprendido a tomarlas.

No es que no quiera, es que no puedo. Es que todo es un torbellino de posibilidades que sé que en el fondo son imposibles, y si no, ¿cómo iba a querer tenerte y querer no tenerte?

Lo justo, lo sensato, sería dejarte marchar, porque no me necesitas, aunque me quieras; porque ya no sería lo mismo, aunque te quiera.

Lo justo sería dejar de hacernos daño. Dejar de hacerme daño. Lo sensato sería dejar de quererte. Y quererme un poco más.

Lo justo sería poder dejar de relacionarlo todo contigo. Que no me persiguieras allá donde voy. Lo sensato sería dejar de desear que sea así, y que no estés conmigo siempre.

Pero últimamente ando bastante escasa de justicia y sensatez.

Eris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s